Menú

10 consejos sobre hoteles para preparar tu proximo viaje

Estamos programados para recibir. Puedes verificar la salida pero nunca podrás irte.

Esa es parte de la espeluznante e infame historia y canción del Hotel California. Sin embargo cuando viajamos, estamos buscando otro tipo de experiencia, ¿claro? Algo confortable, amigable y libre de fantasmas.

Probablemente has escogido un hotel que lucía genial y al minuto de tu llegada te das cuenta que es un desastre; o has escogido un hotel maravilloso, pero gastaste toneladas de dinero, por eso vamos a tratar de guiarte dentro del mundo de los hoteles para que puedas mejorar la experiencia en tu próximo viaje, amigo.

  1. NAVEGA PROFUNDAMENTE

No temas en navegar profundamente en la red para poder encontrar un buen trato. Hay muchos sitios de alojamiento en línea como Deal Angel, Booking o Tingo los cuales hacen un reembolso si las tarifas bajan. Algunas veces sólo se trata de una buena investigación y escoger el tiempo ideal para viajar. Dependiendo de la temporada puedes obtener una habitación por la mitad de su precio. Sin embargo, telefonea siempre primero al hotel antes de reservar en línea, ¡pudieras encontrar buenas ofertas!

2. ÚNETE A UN CLUB

Puedes también suscribirte a los programas de lealtad de los hoteles como el Marriot Rewards, Ritz-Carlton Reward, Hilton Honors y Best Western Rewards, que pudieran darte créditos en sus spas, extensión en la hora de entrada, mejoras en las habitaciones, noches adicionales, tratos con aeropuertos para cambiar vuelos, desayunos y bebidas de cortesía, programas de regalos, entradas a museos, Wi-Fi gratis y más. ¡No tienes nada que perder y toneladas para ganar!

3. ¿CON COCINA?

Una manera de ahorrar dinero es reservar en un hotel que ofrezca habitaciones con cocina así puedes hacer tus compras y cocinar. Estos es ideal para gente que está sometida a una dieta especial y hoteles como Hyatt, Element y Sonesta Es, tienen esta opción especial.

4. ¿CUÁL ES EL MEJOR DÍA?

No siempre los fines de semana son los días más costosos para reservar, porque en algunas ciudades hay más actividad financiera que turismo y sus hoteles están llenos en días de semana y vacíos los fines de semana. De esta manera pudieras encontrar un buen trato.

5. NO EN LA CIUDAD

A veces el precio de quedarse en la ciudad es alto y puedes encontrar excelentes hoteles a una tarifa más baja a las afueras o en pueblos cercanos. Todo depende de tus arreglos para transporte y los lugares que estés planeando visitar. Piensa en ello.

6. MÁS PEQUEÑO Y ACOJEDOR

Las grandes cadenas hoteleras usualmente ofrecen un buen servicio pero no son los únicos que pudieran darte una asombrosa experiencia. Entonces podrías considerar escoger un hotel administrado por sus propios dueños, como una posada, la cual pudiera ser más acogedora y pudiera negociar sus tarifas.

7. ¿QUÉ ESTAS REALMENTE PAGANDO?

Aquí necesitas ser muy cuidadoso. Debes saber qué es lo que está incluido en las tarifas de la habitación y qué tipo de servicios ofrecen. Por ejemplo ¿el precio incluye desayuno o el Wi-Fi? ¿La habitación tienen baño propio o TV? Si para ti es imperativo un gimnasio, o servicio de alquiler de autos o inclusive servicio de restaurant, tú necesitas primero preguntar, porque algunos hoteles ofrecen atractivas tarifas y no proveen ninguno de esos servicios.

8. REVISA LAS CRÍTICAS Y DEVUELVE EL FAVOR

Nunca reserves nada antes de leer los comentarios de los anteriores clientes o preguntar por referencias de una fuente legítima y confiable porque pudieras escoger una oferta engañosa sin notarlo. Así que echar un vistazo a los comentarios  pudieran salvar toda tu experiencia de viaje. También puedes usar una aplicación llamada whisper app, que sirve para descubrir algunos comentarios del hotel que estas averiguando. No olvides ser un buen prójimo y hacer tu propia y honesta crítica cuando regreses.

9. NO TE ALARMES POR ESTO

Los hoteles tienen sus propios esqueletos en el closet. Algunas mucamas han hablado y no es lindo. Algunos hoteles no lavan las sábanas frecuentemente. Evita tocar con tus manos desnudas el control remoto y no dejes tus objetos de valor en la habitación, usa la caja fuerte del hotel, carga toallas y spays  desinfectantes para limpiar los puntos sospechosos y siempre sé gentil con el personal. Ellos tienen el poder de limpiar más las cosas.

10. MANTENTE EN CONTACTO

Uno de los más importantes problemas de planear un viaje son los arreglos de comunicación. Las tarifas para llamadas telefónicas de un hotel suelen ser realmente costosas. Sin embargo tienes opciones como tener una tarjeta SIM y los muchachos de Sim Options ofrecen las mejores tarifas del mercado. También poder usar aplicaciones para teléfonos inteligentes como Skype, Rebtel y Line para hacer llamadas, pero si lo que necesitas en acceso a internet, algo realmente paradójico es que los hoteles costosos rara vez tienen Wi-Fi gratis y los baratos frecuentemente lo tienen.

Sin importar qué, el Wi-Fi gratis puede ser peligroso. Algunos ciber criminales saben de los lugares donde es ofrecido el Wi-Fi gratis, ellos se aproximan al lugar, crean una red similar y entonces cazan gente con el objeto de obtener su información personal. Por otra parte, al ser gratis existe una compensación al aparecer publicidad en nuestras sesiones, lo cual hace la conexión más lenta.

Una de las mejores soluciones a este tedioso problema es obtener el Pocket Wi-Fi que ofrece My Webspot, el cual funciona como enrutador de red móvil de 1GB y datos con velocidad 4G, datos ilimitados de velocidad estrangulada, batería de 8 horas de duración y 6 dispositivos pueden usar el Wi-Fi al mismo. Pueden conectarse tu teléfono inteligente o tabla de manera segura. Además My Webspot te entrega el dispositivo donde sea que lo decidas. Así no tendrás que preocuparte de preguntar por claves, límites de tiempo, hackers de computadoras o reservar un hotel con Wi-Fi gratis. Entonces te animamos a seguir estos pequeños consejos para mejorar tu próximo viaje y si estás planeando viajar a Las Vegas, por favor no intentes arrojarte desde tu balcón a la piscina del hotel, las ventanas no abren, ¡bandido!

 

Publicado en Viajar en Europa.